Noticias
Cervezas BrewDog

4 febrero, 2013

Cerveza BrewDog, una apuesta radical

La compañía independiente escocesa se ha convertido en la más trasgresora e irreverente del inquieto panorama cervecero.


En la tienda madrileña Cervezorama, disfrutamos de la cata de una de las cervezas más originales del actual panorama mundial, de la mano de Juan Luis Herranz (Juanlu), gran conocedor de esta rompedora marca escocesa, en la que participa en su insólito sistema de financiación: “Equity for punks”. Original sistema de crowdfunding, que ya han apoyado 6.587 entusiastas de esta cerveza, que además cuentan de por vida con un descuento del 20% en su amplia gama de birras. De esta forma recibieron los creadores de BrewDog 1,2 millones de libras, convirtiéndose en la mayor cervecera independiente de Escocia.

 

       

 

La cervecera BrewDog (el perro cervecero, en una muy libre traducción), fue creada en 2007 en Fraserburgh, por dos jóvenes veinteañeros, James y Martin, en esta remota localidad escocesa de la región de Aberdden, hartos de la cerveza industrial que les servían en sus pubs favoritos. Y el éxito de su original propuesta les acompañó desde el principio, pues pasaron de elaborar 150 hectolitros en 2009, a 1.500 Hl. en la actualidad, y ya cuentan con 70 empleados, incluidos los de sus diez bares abiertos en varias ciudades de Gran Bretaña (el primero nació en Aberdden en octubre de 2010). Su cerveza ya es conocida en 27 países, entre ellos España, y su ritmo de crecimiento de ventas el año pasado superó el 200%. No está mal para un par de jóvenes apasionados por la cerveza.

 

Su filosofía es muy clara: “We wanted people to feel as passionately as we do about beer. Scotland is firmly on the map for whisky and we wanted to put it firmly on the map for beer.” En su página web (BrewDog.com) nos dan la bienvenida a la revolución de la cerveza artesana: “Taste the hops, live the dream. Learn to speak beer, love fruit and never forget you come from a long line of truth seekers, movers and warriors – the outlaw elite. Ride toward anarchy and caramel craziness. Let the sharp bitter finish rip you straight to the tits”. Radicales, apuestan por su cerveza post-punki apocalíptica y manejan una vanguardista comunicación en internet, que los convierte en únicos. Eso sí, sus cervezas están muy marcadas por el lúpulo (hops), que le aportan su distintivo final amargo.

 

        

 

BrewDod se dio a conocer con su Punk IPA, cuyo estilo definen como una cerveza posmoderna Pale Ale, aunque al ser una IPA (Indian Pale Ale), tiene una mayor carga de lúpulo muy aromático, que ha revolucionado el conservador paladar británico. Con una graduación de 5,6º y un nivel alto de amargor (IBU’s: 45), la elaboran con la malta Marris Otter Extra Pale Malt, y cuatro variedades de lúpulo: Chinook, Simcoe, Ahtanum, Nelson Sauvin, buscando complejidad aromática; y culmina su elaboración con un golpe extra de su lúpulo favorito…. Estilo muy moderno, que me dio a conocer Evert Floor, de elcervecero, de las Rozas.

 

La degustación dirigida por el entusiasta y buen conocedor Juanlu nos transportó a una filosofía cervecera radical, muy alejada de los gratos refrescos que degustamos en nuestra piel de toro. Y que mejor para empezar una cerveza sin alcohol (0,5º): Nanny State, cuyo nombre hace una irónica referencia al estado niñera que cuida de sus ciudadanos para que no consuman alcohol. Muy refrescante y de marcado amargor, con notas cítricas y tostadas de calidad, muy satisfactoria. Continuamos la degustación con la Alpha Dog Red Ale (4,5º), una partida pensada en un principio para el mercado escandinavo, que resultó melosa, ligera de cuerpo y un tanto simple.

 

      

 

Su particular forma de participación en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 fue con su cerveza Never Mind the Anabolics (6,5º), de rojiza espuma; cerveza infusionada con guaraná, ginseng, nueces de cola, entre otros productos, que “harán más felices a los atletas y les dará una mayor oportunidad de ganar”. Muy fina y compleja, de suave amargor y de originales sensaciones. Una frikada. Nuestro anfitrión afirma: “aunque esta cata es un tanto extrema, siempre lo mas complicado es encontrar el equilibrio de sensaciones”.

 

Llega el turno de la Liberty Black Ale (7,2º), muy lupulada (IBU’s: 65), y elaborada con seis distintos tipos de malta, buscando
complejidad de sensaciones. Despliega una intensa espuma marrón, con dejes tostados de café y toffee, pero con un intenso amargor final, en equilibrio, que le aporta una vibrante persistencia: toda una “twenty first century black ale”. Juanlu se entusiasma y declara: “lo que me apasiona del mundo de la cerveza, sin volvernos locos, es que no tiene límites”. Aunque estos chicos si hacen locuras como fermentar un tanque de cerveza en el fondo del atlántico, o envejecerlas en barricas de whisky escocés, eso si no les da por elaborar una cerveza de 32º de alcohol, por congelación de parte del agua de la misma (Tactical Nuclear Penguin). Una de las cervezas más fuerte del mundo.

 

       

 

Y, ¿qué tal les suena una Imperial Porter añejada en barricas de ron? Así nace la Lost Dog, elaborada con 7 maltas, de aroma tostado muy intenso, con notas golosas y amaderadas, de envolvente amargor pero que calienta el estomago con sus 11,5º. Continuamos con las propuesta transgresoras: San Diego Scotch Ale, es una Porter (11,9º), envejecida en barricas de whisky, donde macera con pasas al ron; ¿quién da más?, pero que resulta algo tosca, con notas especiadas dulces, sin complejidad. No todo pueden ser genialidades.

 

Qué nadie se asuste: llega la Anarchist Alchimist, delicioso juego de palabras de su “triple Indian Pale Ale” (14º), de imponentes destellos rojizos a la que se le añade por tres veces dry hopping, lúpulo al final de su elaboración. Sabrosa, cálida, equilibrada y muy elegante; la definen casi como un barley wine (vino de cebada). Por cierto, los diseños de sus etiquetas
poseen una fuerza y originalidad que las hace reconocibles en cualquier tienda. Culminamos con la Paradox Christmas (15º),
una Imperial Stout envejecida en barricas de ron, muy densa,  negra y con notas de café tostado, un gusto goloso de miel equilibrada con su espléndido final amargo, que nos hace pensar en acompañar un postre de chocolate.

 

        

 

Y el cierre final llega con dos cervezas del tipo Imperial Stout, la Paradox Isle of Arran, cerveza envejecida en barricas de whisky de esta isla escocesa durante un año, con notas tostadas y de café, y la Dog A (15,1º), muy densa, elaborada para celebrar el quinto aniversario de BrewDog, y en la que dejan macerar granos de café y chiles, que le aporta un envolvente final picante. Una bomba explosiva de sabor.

 

BrewDog propone unas cervezas transgresoras, rompedoras y radicales, de gran originalidad, que a los buenos aficionados les transportará a un onírico carrusel sensorial.

 



Anterior Siguiente


Archivo Noticias